La importancia de llevar un buen sujetador.

Además de la alimentación, cuidados cosméticos y principalmente ejercicio, el uso de un buen sujetador adecuado es una parte fundamental para conservar unos pechos firmes y sanos.

Una de las zonas de nuestro cuerpo más delicadas y que necesitan una especial atención en la mujer a lo largo de su vida sin duda son los pechos. Esta es una zona que puede cambiar en su tamaño, forma o volumen en las distintas etapas: adolescencia, embarazo, menopausia… son muchas las fases importantes por las que nuestros pechos necesitan una atención especial, no solamente por la razón más importante relativa a la salud, sino también porque son una zona de nuestro cuerpo que nos reafirma como mujeres y que queremos mantener siempre perfecta. Una buena apariencia siempre anima nuestra autoestima, cuidarse a lo largo de los años tiene su recompensa. Normalmente unos malos hábitos es lo primero que repercute en nuestra salud pero también en nuestro físico.

El sujetador es una prenda que desde la adolescencia llevamos diariamente y que en muchos casos no le prestamos la atención que merece. En muchas ocasiones nos dejamos guiar más en la elección de un sujetador por su parte estética olvidando su parte morfológica más importante.

Hoy en día hay infinidad de marcas lo que nos ofrece un buen abanico en precios, por ello elegir un buen sujetador no radica en su importe sino en nuestras necesidades, llevar un sujetador adecuado a nuestra figura y actividad es lo primordial.

Actualmente las marcas ofrecen prendas en materiales tecnológicos muy necesarios para prendas reductoras, de control, deportivas o de uso intensivo. Suelen ser prendas con precios más altos pero realmente por su durabilidad son más rentables y las más adecuadas en muchos casos.

Los sujetadores deportivos son un buen ejemplo, están diseñados para realizar una actividad intensiva donde la sujeción, elasticidad y los tejidos especialmente diseñados para resistir la sudoración son imprescindibles para garantizar una vida útil de la prenda.

Si tu talla de pecho es para un escote generoso te recomiendo que pongas especial atención en la confección de la prenda y tejido. Especialmente importante es la postura que mantienes a lo largo del día, por ello en tallas completas son necesarios buenos tejidos que aseguren una sujeción cómoda y que se adapten al pecho sin deformarse. Muy importante en estas tallas es el patronaje del sujetador que en muchos casos lleva refuerzos especiales.

Otro tipo de sujetador donde son imprescindibles tejidos especiales y tecnológicamente muy elaborados son los sujetadores reductores, de control o correctores de espalda. En este tipo de sujetadores yo recomendaría las marcas con más prestigio, ya que son las que investigan y ofrecen las prendas de mayor calidad, asegurando una eficiencia en su uso que dista mucho de otras marcas a veces de menor precio.

Por norma general la elección de un sujetador debería depender de la actividad a realizar con la prenda: uso diario, deportivo, corrector, lencería sexy de uso ocasional… Nuestra talla de contorno y copa, un punto fundamental para que el sujetador recoja el pecho correctamente y no pueda ocasionar problemas.

Hay que tener en cuenta que el uso del sujetador es diario, un sujetador de una talla incorrecta puede producir dolores en el pecho o axilas. Son muchas las mujeres que desconocen su talla de pecho correcta. Hay que saber la talla de contorno y copa para escoger el sujetador adecuado, pero además, hay que tener en cuenta que esta talla cambia en muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida. Hay mujeres que con un simple aumento o disminución de peso pueden cambiar su talla. Por ello además de contemplar las situaciones excepcionales como embarazo, lactancia, etc. es importante tomarse la talla de pecho una vez al año, sobre todo en edades donde hay cambios hormonales que puedan hacer variar el volumen de nuestros pechos, como en la adolescencia o a partir de los 50 años donde en algunos casos se pueden desarrollar cambios importantes.

Los sujetadores son una prenda importante que nos brinda comodidad cuando escogemos el modelo y talla adecuados. No dudes en descartar sujetadores que no te ofrezcan un confort y adaptabilidad adecuados ya sea por una mala elección o por el desgaste natural de la prenda.

Un sujetador adecuado influye directamente en nuestra salud por ello es muy importante que te asesores correctamente en los modelos más adecuados para ti y en la talla correcta. Para todo ello no dudes en asesorarte en tu corsetería habitual donde te recomendarán el tipo de sujetador más recomendable para cada necesidad o actividad y te ayudarán en la toma de medidas, ya que no siempre es fácil la primera vez hacer esta medición una sola de forma correcta.